• Editorial

Tu piel también se daña por estar en casa y por usar cubrebocas ¡CUÍDALA!

El COVID-19 modificó nuestra rutina del día a día: aumentó nuestro tiempo de exposición frente a los equipos electrónicos e impuso el uso obligatorio de cubrebocas en sitios públicos. Lo que no sabíamos es que ambas situaciones en exceso son perjudiciales para la piel y por eso, ahora más que nunca, hay que cuidarla.

Skincare contra los aparatos electrónicos

El home office quedó como anillo al dedo para muchos, pues bajo la consigna de #QuédateEnCasa trabajamos desde la comodidad de nuestro hogar. Sin embargo, la exposición a las radiaciones de la luz HEV que emanan de nuestros equipos pueden ser más perjudiciales que los rayos UV y crear daños en la piel, envejecimiento prematuro, arrugas, manchas, degradación del DNA celular y cáncer en la piel. Nos protegemos del peligro de afuera, pero nos exponemos a otro en casa, irónico ¿no?


Para evitar este daño y mantener una buena rutina de skincare, te recomendamos profundamente usar alguna crema hidratante y protectora para el día, por ejemplo: Daily Face Cream de Nerium Biotechnology. Esta crema está hecha especialmente para proteger la piel y estimular la activación inmunológica en las células humanas.

Protégete del uso excesivo del cubrebocas

Si eres de los guerreros que necesitan salir a la calle constantemente, el uso del cubrebocas ya debe de ser inherente a tu ser, pero seamos honestos, usarlo es incómodo e irritable. Adam Friedman, profesor de dermatología de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington, dice que ha visto un aumento en la irritación de la piel, desde inflamación con sarpullidos rojos hasta pequeños racimos de granos alrededor de la nariz y la boca, debido a su uso.


Para evitarlo y tener siempre una piel suave e hidratada, te compartimos estos tips:

  1. Elige un cubrebocas de material suave, natural y transpirable, de preferencia que sea 100% de algodón, o por lo menos la parte que está en contacto con tu piel.

  2. Identifica la causa de la irritación, pues algunas personas llegan a ser alérgicas a los adhesivos, colorantes o incluso al detergente que usan para lavar su cubrebocas.

  3. Crea una barrera cutánea con alguna crema o producto hidratante, por ejemplo: la crema de día Daily Face Cream. También, usa su crema especial Nightly Face Treatment para la noche y dale un plus a tu piel mientras descansas.

Te recomendamos que vayas a dar una vuelta por la tienda de Nerium Biotechnology para que te armes con lo necesario y así tener una rutina completa para tu piel y cuidar tu carita hecha por dioses durante esta cuarentena.

Entradas recientes...