• Karen Rivas

Glenfiddich, el Single Malt Más Premiado del Mundo

Tradicionalmente, el whisky se toma solo o en las rocas, pero Glenfiddich rompe estereotipos y a partir de ahora será el ingrediente estrella para crear deliciosos cócteles burbujeantes, donde se conjuga elegancia y frescura.

No hay mejor opción para este cocktail que Glenfiddich 12, con sus notas afrutadas y dulces, que se transforman en sabores a caramelo de mantequilla y roble. Es un whisky complejo, elegante, con un acabado alargado, suave y maduro.

Son muchas las combinaciones que se permiten en un Glenfiddich Single Spritz, desde cócteles secos y más tradicionales, hasta versiones más afrutadas y tropicales. El mixólogo tiene completa libertad para crear y experimentar con la elegancia y la frescura.

A continuación, Glenfiddich comparte dos versiones de esta bebida que podrás encontrar en tu restaurante favorito o preparar en casa:

  • 60 ml Glenfiddich 12

  • 30 ml vino Jerez

  • 20 ml miel de agave

  • 60 ml espumoso

  • 30 ml agua mineral


Preparación: Adornar con lancera con 1 aceituna, 1/8 de toronja y 5 cáscaras de toronjas al costado. Esta es una versión más tropical, para paladares que prefieren preparaciones más afrutadas:

  • 60 ml Glenfiddich 12

  • 30 ml cordial de Maracuyá

  • 60 ml espumoso

  • 30 ml de agua mineral

Preparación: Adornar con lancera de 3 aceitunas, romero y 3 rodajas cítricas. De color dorado paja, fresco, afrutado y con un toque de pera, Glenfiddich 12, es el whisky perfecto para la nueva generación de cócteles burbujeantes de verano.

¡Glenfiddich Single Spritz, la nueva forma de disfrutar el verano!

Entradas recientes...