• Karen Rivas

El cuidado de nuestra piel no tiene genero.

Acostumbrados a que los productos de belleza son “solo para mujeres”, los hombres tienden a descuidar ciertos aspectos de su aseo personal, pero, estamos viviendo un momento diferente, en el que el grooming se ha convertido ya en un estandarte para el hombre moderno.


"Un hombre tiene dos barreras" frente a la cosmética: "no necesariamente quiere pasar una tarde de sábado recorriendo tiendas de cosméticos, y tiene un cierto pudor que la web permite eliminar por completo", dijo la empresaria a la AFP, es por esto que te tenemos una exelente recomendación para el cuidado de la piel de venta online.


Yamanik es una firma de cosmética orgánica que llegó a México este 10 de febrero, para de manera consciente, inspirar a sus consumidores a “Aceptar la sabiduría de la naturaleza para amar y proteger su ser”, esto mediante productos 100% naturales para el cuidado personal con su línea exclusiva para caballeros.



Al evento que tuvo lugar en el restaurante TREZE, asistieron amigos de la marca, así como Amadeuz López, Director de Yamanik para México y Latinoamérica y David Guzmán, Makeup Artist y Embajador de Yamanik México, quién mostró a los invitados una amplia gama de productos como sueros humectantes de argan y aloe vera, shampoos de lavanda y Ylang Ylang, jabones de cítricos y carbón activado, así como cremas hidratantes rejuvenecedoras.


“Seas hombre o seas mujer, el cuidado personal es algo que tiene que ser parte de tu día a día, nuestra línea para caballero busca crear esa sinergia con el universo y con la madre tierra, buscando armonía en la vida, para crear un lazo de integridad entre el cuerpo, el espíritu y nuestra naturaleza propia” – Comentó David Guzmán, Embajador de Yamanik. –


El origen de Yamanik se remonta hacía la cultua Maya, en la que los dioses conectaban con el hombre, así, para Yamanik es importante que cada producto conecte de manera directa con sus consumidores, buscando dar un beneficio para la salud que estimule los sentimientos y ¿Por qué no? Que satisfagan la espiritualidad.

Entradas recientes...