• Karen Rivas

A dos horas de la CDMX el nuevo oasis arquitectónico.

Si eres amante del golf, la arquitectura y la naturaleza debes visitar el nuevo residencial familiar de lujo Cola de Lagarto, inmerso en un imponente campo de golf en la sierra del Tentzo en Atlixco, Puebla, un oasis que integra a la naturaleza con todas las comodidades de un club.


Nos sorprendimos con el imponente concepto donde la arquitectura se funde con el paisaje de los volcanes.

Cada rincón de Cola de Lagarto está pensado y diseñado para que sus habitantes se apropien de las bondades y el misticismo que envuelven la zona y construyan una identidad contemporánea que converja con el medio ambiente.

Entre las amenidades en Cola de Lagarto se encuentran el bosque de cazahuates, salón de eventos, hípico, restaurante, alberca, gimnasio, club de raqueta, una reserva natural y su principal atractivo: un campo de golf de 18 hoyos diseñado por Jim Engh, quien ha sido múltiple Arquitecto del año por Golf Digest.

Con 257 lotes y 130 hectáreas desarrolladas, los proyectos arquitectónicos de Cola de Lagarto se realizarán con una selección acertada de materiales locales, empleando y generando comercio justo en los habitantes de la localidad.

Entre las marcas que se han sumado en alianza a Cola de Lagarto se encuentra Raw Aphotecary, productos naturales para el cuidado personal.



Cola de Lagarto es el lugar ideal para olvidarse del ritmo acelerado de la ciudad sin perder las comodidades de un estilo de vida que prioriza la calidad y la excelencia en los detalles.








Entradas recientes...