• Thelma Armenta

Aúrea Bucio, Cantos al campo michoacano

Actualizado: 25 de may de 2019

Ya quedó claro, Aúrea Bucio se ha convertido en una de las diseñadoras más relevantes para las amantes de la moda mexicana contemporánea.


Este jueves 11 de abril, la diseñadora morelense presentó su nueva colección de ropa en Taxonomía, tienda de diseño mexicano ubicada en el glamoroso Hotel Carlota, en la colonia Cuauhtémoc. La cita fue a las seis de la tarde. Laura Natividad— socia fundadora de Taxonomía—, y la modista fueron las presentadoras del evento.


La nueva colección de Aurea Bucio se encuentra inspirada en los paisajes campestres de Michoacán y continúa fiel a las bases de la marca, pues en cada prenda conviven la funcionalidad y el diseño arquitectónico, tomando en cuenta el respeto al trabajo de los artesanos michoacanos que tejen con telar de pedal, mientras plasman paisajes de sus tierras, de acuerdo a su cosmovisión purépecha.

Así, en la colección destacan las piezas "constructivas”, es decir, que siendo desabrochadas, abiertas y reajustadas, se deconstruyen en diversas formas. Tal es el caso de la blusa constructiva de manta artesanal, la cual puede cambiar su frente. Ésta es de algodón color pistache, fue tejida a mano y puede usarse en conjunto con la falda de manta tradicional, la cual también puede cambiar su frente o usarse de lado.


De igual forma fue presentada Lake II, una falda de manta rayada, cruzada al frente y con un detalle asimétrico. La falda tiene al frente tres botones de madera hechos en el taller Don Shoemaker, en exclusiva para Áurea Bucio.


También aparece en la colección la blusa-chaleco Paricutín, que cuenta con botones de madera al frente. Ésta está hecha a partir de un rebozo artesanal de La Piedad, Michoacán. Paricutín es versátil, porque puede usarse desabrochada, como chaleco, o abrochada, como blusa; además puede ordenarse en distintos colores que remiten al campo de Michoacán: negro, guinda, azul marino, café y blanco.


En definitiva, el elemento que atrapó la mirada de todos fue Pátzcuaro, un vestido cruzado hecho de un espectacular rebozo proveniente de La Piedad. La particularidad de éste es que puede ser ajustado a la silueta por medio de delicadas cintas. Pátzcuaro fue presentado en diversos colores: verde, oro, negro y turquesa.


Debido a que imperaron en la colección los colores terracota y una gran variedad de bordados y tejidos purépechas, el estado de Michoacán estuvo presente en toda la velada. Es sorprendente la forma en que Aúrea Bucio articula lo mexicano desde lo moderno, en siluetas alargadas y geométricas. Definitivamente, Áurea Bucio es un nombre que debe permanecer en la mente de toda fashionista mexicana interesada en las nuevas propuestas provenientes de todos los estados.